Atraves de quejas, audiencias públicas en el congreso, y acción legal, finalmente Wells Fargo ha tenido que cambiar su “modelo de negocio” y evitar estafar a los consumidores.

Yo me recuerdo en el año 2003 cuando existia el banco Washington Mutual.  Ellos tenían varios locales donde ofrecían préstamos individuales a personas que querían comprar una casa aquí en Miami.  Yo consultaba con sus empleados ya que me mandaban clientes que tenían problemas con su crédito.  Estos empleados eran personas nobles con familias y solo querían mantener su trabajo y mantener a sus familias.  En aquellos tiempos, los jefes también tenían quotas y metas que sus empleados tenian que llegar.  Para mí, nada de lo que está pasando con Wells Fargo es nuevo.  Los bancos están en el negocio de prestar dinero.  Ellos miran tus bienes, tus deudas, ingresó, y crédito para determinar si eres un buen candidato sin “discrimar”.

Me recuerdo que fui a las oficinas de Washington Mutual aquí in Coral Gables, Miami, Florida para encontrarme con una empleada que también era una amiga.   Ella me contó sobre el stress que tenía.  Sus jefes querían que ella produciera $1 million en préstamos mesulmente.  En aquellos tiempos una casa costaba $150,000-$250,000.  Un condominio costaba $80,000-$150,000.  Eso quiere decir que ella tenía que producir 6-10 nuevos clientes al mes.  Si no llegaban a su quota, eventualmente los ponían en probatoria o eran despedidos.


Yo creo que estas ideas contribuyeron a la crisis financiera del 2007.  Tanta gente calificaron para un préstamo basado en su crédito y puntuación.  Los bancos no pedían copia de los ingresos reportados al IRS.


Se que los consumidores están enojados, pero cuál es la solución.
La Senora Elizabeth Warren les pregunto a los ejecutivos y los amenazó con carcel.  La realidad es que esta práctica no es nueva y se usa en otros negocios como la venta de automóviles.

La solución no es tan simple como poner a un ejecutivo de Wells Fargo en la carcel.  En mi opinión hay que re-evaluar metas y la definición del éxito en el negocio.  El valor de un negocio se determina en “La Bolsa de Valores” y ellos basan ese valor en las ganancias anuales.


No veo que este problema se resuelva pronto.  Como consumidores, entre más entendemos el sistema, más logramos la independencia financiera.